jueves, 22 de octubre de 2009

ESTROFAS DE CINCO VERSOS

LA QUINTILLA

Es la reunión de cinco versos de arte menor, por lo general octosílabos, que pueden rimar al arbitrio del poeta siempre que no haya tres versos seguidos con el mismo consonante, no rimen juntos los dos últimos y no quede suelto ninguno. Por tanto, las fórmulas posibles son: aabab, aabba, abaab, ababa, abbab.

El nombre de quintilla aparece durante el primer cuarto del siglo XVII, aunque en los títulos de las composiciones poéticas aparezca también el nombre de redondilla. Díaz de Rengifo la designa como redondilla de cinco versos.

Quedar las arcas vacías,
donde se encerraba el oro
que dicen que recogías,
nos muestra que tu tesoro
en el cielo lo escondías.
(Miguel de Cervantes)

¡Cómo luce tu altanero
orgullo de flor de lis,
cuando habla ese caballero
con traje de mosquetero
del tiempo de algún rey Luis!
(Evaristo Carriego)


Existe también una quintilla asonantada que deja suelto el primer verso, la que es empleada en cañas y polos andaluces.

No hay penilla ni alegría
que se quede sin cantar,
y por eso hay más cantares
que gotas de agua en el mar
y arenas en los arenales.
(Manuel Machado)


QUINTILLAS DE PIE QUEBRADO:

De sus años a montones
con tan sentidos baldones
una vieja se quexava
que en su mal pleyto ordenava
estas razones:

Que hagan fiestas a la clara
los que más pueden y valen
a los años! Cosa es rara,
quando ven que a mí me salen
a la cara.

Si es, porque los años le hazen
hombre ya a Carlos, engaños
son que no me satisfazen,
supuesto que a mí los años
me deshazen.
(Vicente Texedor y Belvís)



Como señala Tomás Navarro en su "Métrica Española", una quintilla poco usual, con los versos segundo y quinto quebrados y rimados entre sí, abaab, fue empleada por Don Pedro Manuel Ximénez de Urrea en su "Cancionero", obra editada en Logroño en 1513 y reimpresa por la imprenta del Hospicio Provincial de Zaragoza en 1878:

Porque murió una gentil mora

El engaño que tuviste
ya lo vées,
Gentil mora, pues partiste
dó no dexarás lo triste
que posees.

Péname a mí tu dolor
tan sobrado,
aunque con tu desamor
era yo, siendo amador,
desamado.

¡O qué mal tan fatigoso
para mí,
que tu cuerpo tan gracioso
esté en lugar tan dañoso
para ti!

Tuvieras la fe que yo hé
y no esquino,
que no lo hizieras yo sé,
por no biuir en la fe
que yo bino.


EL QUINTETO

Es una estrofa de arte mayor con rima consonante. Consta de cinco versos que se combinan con cierta libertad, pero cumpliendo con las mismas reglas establecidas para la quintilla.
El quinteto es una forma moderna. Puede tal vez hallarse alguna muestra en los poetas del siglo XVIII, pero fueron los románticos los que lo cultivaron con relativa frecuencia.

El buen caballero partió de su tierra;
allende los mares la gloria buscó;
los años volaban, se acabó la guerra;
y allende los mares hasta él voló,
voló un triste viento de su dulce tierra.
(Pablo Piferrer)

Desierto está el jardín… de su tardanza
no adivino el motivo…el tiempo avanza…
Duda tenaz, no turbes mi reposo.
Comienza a vacilar mi confianza…
El miedo me hace ser supersticioso.
(Ricardo Gil)


Con respecto a esta estrofa, hay autores que reducen a siete sílabas el último verso:

Un año más en el hogar paterno
celebramos la fiesta del Dios Niño,
símbolo augusto del amor eterno,
cuando cubre los montes el invierno
con su manto de armiño.
(Vicente W. Querol)


LA LIRA O QUINTETO LIRA

Se trata de una estrofa de cinco versos de siete y once sílabas rimados en consonante distribuidos así: 7a–11B–7a–7b–11B.
El primer poeta castellano que cultivó esta estrofa fue Garcilaso de la Vega, en “La flor de Gnido”, que se inicia con las palabras “Si de mi baja lira”, por lo que a partir de entonces se denomina lira a este género en español.
Garcilaso la imitó de la poesía italiana, quizás del Salmo VIII de Bernardo Tasso, poeta a quien conoció en Nápoles en 1532.
En liras escribieron sus mejores poemas fray Luis de León y San Juan de la Cruz.

Si de mi baja lira
tanto pudiese el son, que en un momento
aplacase la ira
del animoso viento
y la furia del mar y el movimiento;

y en ásperas montañas
con el suave canto enterneciese
las fieras alimañas,
los árboles moviese,
y al son confusamente los trajese; (…)
(Garcilaso de la Vega)


LA LIRA IRREGULAR

Consta de cinco versos de siete y once sílabas métricas, sin un orden determinado. Rima a gusto del poeta.

A lluvia de calor, techo de parras;
a reposo de pino,
actividad de avispas y cigarras
en el sarmiento fino,
cuerda de pompas y sostén de vino.
(Miguel Hernández)

Celebra, oh patria, el venturoso día
en que tus fueros vindicar osaste
y el yugo que oprimía
tu cuello destrozaste
y el canto de los libres entonaste.
(Andrés Bello)


EL QUINTETO CONTRACTO

Es una variante de la lira, sólo que se colocan en serie los versos de la misma medida, los heptasílabos o los endecasílabos, incluso variando el número de versos en la estrofa.

Llorando el corazón, llorando tanto
que no veo el papel en que te escribo,
aquí te voy diciendo
que ya me estoy muriendo
de tanto como vivo.
(José Martí)


EL TANKA

Esta estrofa de origen japonés agrupa cinco versos (pentasílabos y heptasílabos), y sin rima de la siguiente manera: 5–7–5–7–7. Como puede verse, los tres primeros versos constituyen casi un haiku.

Alto en la cumbre
todo el jardín es luna,
luna de oro.
Más precioso es el roce
de tu boca en la sombra.
(Jorge Luis Borges)


Con respecto a esta estrofa, se la verá más detenidamente cuando tratemos las ESTROFAS JAPONESAS.






3 comentarios:

  1. estan muy padres suban de mejores amigas

    ResponderEliminar
  2. por que no escriben mas ejemplos de versos y comentarios

    ResponderEliminar
  3. Digno
    augusta majestad
    impones, exaltas, severo
    del vato letrado lo
    "noble"


    Mujer
    Frívola caprichosa
    Vienes buscando corazones
    Con la emoción superficial
    Femenina.


    Juglaresa
    poetisa cortesana
    Cantas, bailas, tañes
    alegres festines como popular
    soldadera.

    Lucero
    radiante luminoso
    interpretas mi sueño
    dentro de mi propia
    constelación


    Mito
    histórica maravilla
    del sueño generoso
    que nos da humana
    "leyenda

    Rafael Mérida Cruz-Lascano
    "Cinquan"

    1ra línea: 1 Sustantivo ( el concepto a desarrollar) una palabra, con el nombre de personas,
    seres o cosas, el cual hace las veces de titulo.

    2da línea: 2 adjetivos que lo describan. Dos palabras que expresan con claridad las
    cualidades o propiedades del sustantivo.

    3ra línea: 3 verbos o 1 frase verbal con tres palabras relativas al tema.

    4ta línea: 4 palabras que expresen sensibilidad o conocimientos hacia el concepto.

    5ta línea: 1 sustantivo (nombre) una palabra sinónima;
    Directamente relacionada al título o primer verso.

    ResponderEliminar